Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Viajar sin gluten: los 11 mejores consejos para tus viajes

/
/
/
840 Views

Viajar sin gluten es posible

Hace tiempo que quería hacer un artículo sobre viajar sin gluten para aquellas personas que tienen la intolerancia al gluten o una enfermedad celiaca. Pese a que yo no soy celiaco, es un tema que me toca de cerca porque la persona con la que viajo sí que tiene una alergia a una proteína del trigo y hemos tenido que aprender muchas cosas a la hora de organizar un viaje. Como ya sabéis, lo que más me gusta en esta vida es viajar y dar consejos, por lo que espero ayudaros con este post escrito en base a mi propia experiencia.

El hogar es nuestra zona de confort y cada vez que viajamos fuera nos asaltan dudas e incluso ansiedad porque no sabemos a ciencia cierta si vamos a poder comer bien y evitar problemas en nuestro viaje. A diferencia de la creencia popular, que con dejar de comer pan ya se puede comer prácticamente de todo, la realidad es que el gluten está presente en infinidad de alimentos procesados, ya sea en forma de espesantes, salsas u otras variantes. Lo más importante es quitarnos el miedo a viajar por llevar una dieta libre de gluten y poder lanzarnos así a nuestra próxima aventura.

Que el gluten no corte tus alas.
Aprende a comer sin gluten en tus viajes sin morir en el intento.

Enfermedad celiaca. ¿En qué consiste?

La enfermedad celiaca no es grave pero altera la conducta alimenticia de quien la padece. Se trata de una intolerancia crónica a la proteína del gluten y dependiendo de si se sufre únicamente una sensibilización o si por el contrario tenemos una alergia o intolerancia, será más o menos problemático meter este alimento en nuestro organismo.

¿Qué alimentos tienen gluten?

Todos los alimentos que contengan cereales como el trigo, la avena, espelta, cebada, centeno, triticale y derivados son los que debemos evitar a toda costa. Esto implica que no podemos usar harinas ni rebozados con base de esos cereales a la hora de cocinar. Y, lamentablemente, en los restaurantes y en las comidas procesadas son los alimentos que más se usan.

Contaminación cruzada en los alimentos sin gluten

Quien sufre intolerancia al gluten suele soportar la contaminación cruzada, no así las personas celiacas, ya que su cuerpo no tolera este alimento y deben llevar una dieta 100% libre de gluten. La contaminación cruzada se da porque aunque se cocine sin gluten hay elementos como freidoras, sartenes o el aceite mismo que sí contienen restos de gluten por haberse usado con anterioridad. Es una situación nueva y desconocida incluso para los propios camareros o cocineros, por lo que debemos tener paciencia y explicar bien qué es lo que podemos comer.

No debe cundir el pánico si en nuestro viaje no entendemos el idioma.

Viajar sin gluten, ante todo tranquilidad

Me gustaría decirte que estés tranquilo y que tus hábitos tan sólo se verán modificados un poco. Lo que también te puedo decir es que no pararás el ritmo en ningún momento. Es algo que te lo puedo asegurar ya que convivo desde hace 3 años con una persona que su dieta es libre de gluten y hemos aprendido mucho. Viajar sin gluten es posible pero para ello debemos tener una buena planificación del viaje con antelación. Si conseguimos hacer eso, lograremos no generar estrés durante el viaje.

Si sigues estos 11 consejos para viajar sin gluten, viajar será mucho más fácil. ¿Me acompañas?

1.- Infórmate sobre el destino antes de reservar billetes o alojamiento

La intolerancia al gluten no debería ser un impedimento a la hora de elegir destino para nuestro próximo viaje. Yo te recomiendo, no obstante, que investigues un poco para ver cómo de fácil o difícil es moverse a ese lugar siendo celiaco. Para indagar sobre el país empieza buscando en Google el nombre de la ciudad seguido de “sin gluten”, filtrando la fecha y eligiendo el “último año”.  Verás que aparecen varias páginas y blogs de viajeros sin gluten. Esto te servirá para hacerte una idea de cómo está el tema del gluten en ese nuevo destino.

Si al país donde vas no hay una federación como FACE o una organización de celiacos que te aconseje y resuelva tus dudas, siempre puedes consultar comunidades online como 500.000 establecimientos para celíacos donde son los propios usuarios quienes, a través de su experiencia en el país en cuestión, te cuentan dónde comer de un modo seguro para evitar la contaminación cruzada.

Los símbolos que indican que un alimento contiene gluten cambian según los países, algo que podemos conocer gracias a las múltiples asociaciones de celiacos que llevan años trabajando para facilitar la vida de este colectivo. Gracias a ellas se está logrando la colaboración de muchas entidades y establecimientos, como es el caso de la Federación de Asociaciones de celiacos de España.

2.- Hazte una lista de puntos sin gluten

Con la ayuda de los blogs y asociaciones mencionadas en el punto anterior, elabora una lista consistente de restaurantes, tiendas y supermercados donde puedas encontrar opciones sin gluten. No te fíes sólo con apuntar lo primero que veas, intenta comprobarlo en sus páginas web o contacta directamente con los establecimientos a través del correo o las redes sociales.

Una vez tengas la lista hecha, apunta en un mapa los lugares que vas a visitar y pon un pin en cada punto sin gluten. Esto hará que te orientes más fácil y con opciones como Google Maps o My Maps todo será más sencillo. Otra recomendación es que te instales en tu móvil apps que localizan puntos sin gluten como supermercados o restaurantes. Dos de las más interesantes y prácticas son las de Celiaquitos o CeliCity.

Vence tus miedos, hay mucha gente en tu misma situación.
No estás solo, viaja con la ayuda de todos nosotros.

3.- Visita a tu especialista antes de viajar sin gluten

Antes de viajar, es fundamental que te hagas con un certificado médico que acredite que eres celiaco o que no puedes comer gluten. Te servirá para llevar comida y bebida en el avión o por si tienes cualquier problema fuera de tu casa. Te será de gran ayuda si, por un casual, te obligan a abrir la maleta en un aeropuerto y alguien se extraña por verla cargada de alimentos.

4.- Qué debe meter un celiaco en la maleta

Todo celiaco ha de tener en mente que a la hora de hacer la maleta no sólo va a meter ropa y cámara de fotos, sino también su kit de supervivencia: comida de emergencia sin gluten. Dentro de la Unión Europea se puede transportar alimentos con gran facilidad, pero no es el caso de otros países donde hay ciertas restricciones con aquellos que tienen origen animal o vegetal.

En la maleta de un celiaco siempre debe haber productos básicos como pan y galletas. En caso de necesidad, además, es bueno incluir uno o varios snacks por cada día de visita. De este modo, podremos llevarlo en nuestra mochila de viaje y reponer energías si nos vemos sin opción de comer sin gluten. No será un manjar lo que comas pero te sacará de más de un apuro.

5.- Cuenta tu problema a donde vayas a comer

Puede que los idiomas no sea lo que mejor que se te de, o simplemente viajes a un destino donde desconoces por completo su lengua y suceda que no te puedes comunicar con precisión. Para estas situaciones existen una serie de tarjetas en todos los idiomas que puedes descargar, imprimir o guardar simplemente en tu teléfono para poder enseñársela al camarero o a quien corresponda. En ella viene explicada qué es lo que no puedes consumir. ¡Descárgalas aquí!

Otras opciones que tenemos es la que ofrece Face, en la que se explica que eres celiaco y qué supone serlo con un mensaje en muchos idiomas. Eso sin olvidar las aplicaciones que traducen los textos incluso a través de una foto. ¡Eso es muy pero que muy útil cuando no entendemos una carta al viajar sin gluten! Otra recomendación sería que lleves por escrito en un listado los alimentos que sí puedes consumir en los idiomas de los países que visites.

6.- Transporte

A la hora de reservar tu billete para tu viaje, no dudes en comprobar y especificar que necesitas un menú especial sin gluten, sobre todo si vas a ir en avión, barco o tren. Cada vez son más los proveedores que ofrecen la opción de menús especiales en sus recorridos y evitará que pasemos hambre o problemas. Tal y como hemos hablado en el punto 3, con un justificante médico podremos pasar el control de seguridad con nuestros propios alimentos, lo que nos lleva al plan B del transporte.

El plan B consiste en llevar algo que puedas comer en el bolso de mano, ya sea un sándwich o cualquier otro alimento que nos sirva para las primeras comidas o el avión si no nos ofrecen un menú especial para celiacos. Al tomar un vuelo las normas dicen que se puede llevar todo tipo de alimentos para celiacos, así que hay que aprovecharse de esta opción.

No dejes nada a la improvisación en tu viaje.
Comer sin gluten es posible pero requiere una planificación.

7.- Alojamiento

El alojamiento es otro de los factores clave a la hora de viajar sin gluten. Dependiendo del presupuesto, se puede optar por un hostal, apartamento u hotel. Llámales y cuéntales la dieta que tienes que llevar y seguro que lo tendrán en cuenta. Pregunta, por otra parte, si podrías tener acceso a un frigorífico o a un microondas ya que de este modo se abren las posibilidades.

Otra opción que a nosotros nos funciona estupendamente es alquilar apartamentos ya que en ellos podemos hacernos nuestras propias comidas a la vez que ahorramos. De esta manera te puedes asegurar de no comer nada que contenga gluten. Si vas con una agencia de viajes a través de un viaje organizado, diles que tu prioridad es dormir en alojamientos en los que ofrezcan comidas sin gluten.

8.- El gluten también puede estar escondido

Recuerda que el gluten también puede estar escondido en alimentos aparentemente inocuos como los cubitos de sopa o las hamburguesas. Ante la menor duda no te arriesgues y come alimentos que sabes a ciencia cierta que no te harán daño. Por eso es tan importante el poder llevar desde casa algunos alimentos para emergencias.

9.- Si comes pan

Si no puedes comer sin pan, opta por el pan que no se tiene que tostar. De esta manera evitarás el riesgo de contaminaciones cruzadas y tu salud no se verá en peligro.

Si eres celiaco también puedes comer pan sin gluten pero toma precauciones si lo haces en un restaurante.

10.- Contrata una agencia de viajes especializada en celiacos

Si prefieres olvidarte de todo, puedes contratar una agencia especializada en viajes para celiacos. Es una manera sencilla de garantizar que tus vacaciones van a ser libres de gluten y no tener que estar pendiente de todas las situaciones. Hay muchas opciones en el mercado que organizan tu viaje sin gluten, así que en ese sentido no tendrás problema en elegir el que más se adapte a tus necesidades.

11.- Contrata un buen seguro de viajes

Siempre que viajo lo hago con la seguridad de tener un buen seguro de viajes con el que solventar cualquier contratiempo. El seguro de viajes que recomiendo es de IATI, el cual nos ha solucionado más de un problema de salud en nuestros viajes. Y si lo contratáis desde el blog, además, tenéis un 5% de descuento. Porque como suelen decir, es mejor prevenir que curar.

Ahora sí, una vez hayamos seguido estos 11 consejos para viajar sin gluten es el momento de desconectar, disfrutar y liberarte del estrés. Seguro que con esta planificación se te quitará el miedo a viajar. Me gustaría, eso sí, que nos contaras en los comentarios tu experiencia y los trucos que sigues a la hora de organizar un viaje sin gluten. Estaré encantado de editar la guía y hacer juntos una muy completa en la que podamos ayudar a las personas celiacas o intolerantes al gluten a viajar tranquilas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

2 Comentarios

  1. Muy buen artículo para los viajeros que tbemos que comer sin gluten o sin tacc. La verdad que muchas cosas de lo que dices no lo sabia. Las pondré en práctica. Sigue con el buen trabajo que haces día a día, felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE