Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Entrevista a Naranjarte

/
/
/
555 Views

Conocer nuevas personas y proyectos enriquece al blog, a nuestra persona y a todos los lectores, por eso seguimos con la sección de entrevistas a viajeros. En esta ocasión queremos que conozcáis a Ana y Sergio de Naranjarte, una manera diferente de ver el mundo a través del teatro, los títeres y una educación que traspasa cualquier barrera ideológica, geográfica o racial.

Enseñar de otra manera es posible. Enseñar siendo nómadas es posible. Y cambiar el tipo de educación que recibimos también es posible. ¿Quieres descubrir cómo? Sigue leyendo y tu opinión del mundo cambiará radicalmente.

Quién es Naranjarte

Somos Ana y Sergio y en el 2011 nació Naranjarte de la fusión de una actriz titiritera y un artista de circo. En nuestros espectáculos combinamos la magia de los títeres y las marionetas que construimos con la manipulación de esferas acrílicas de contacto (“contact juggling”). También somos educadores y viajeros empedernidos. Actualmente viajamos por todo el mundo haciendo lo que más nos apasiona: títeres, circo y educación.

¿En qué consiste vuestro proyecto de “Títeres y Circo: un viaje por las escuelas del mundo”?

Nuestro proyecto es una investigación de innovación educativa a nivel mundial. Queremos comprobar y demostrar el poder del títere y el circo en la enseñanza de una segunda lengua o lengua extranjera en colegios de Educación Primaria por diferentes escuelas del mundo. En los colegios a los que asistimos realizamos 3 fases, la primera de observación, la segunda de práctica y en la tercera ofrecemos nuestro espectáculo visual como regalo:

– En nuestra 1ª fase observamos las diferentes aulas de primaria en las que se imparte inglés o español, así como las metodologías utilizadas por los docentes.

– De acuerdo a lo que hemos observado y basándonos en la programación del momento, diseñamos ese día las clases para en la fase 2 ser nosotros los docentes con nuestra metodología de títeres y circo.

– En la última fase, ofrecemos un espectáculo de 15 minutos al centro como agradecimiento por su contribución en nuestra investigación. Así mismo entrevistamos a los docentes que enseñan inglés o español para añadir su testimonio con preguntas relacionadas a su formación, experiencia y lo que han vivido con nosotros.
Dependiendo del número de clases y cursos (y de la disponibilidad del centro, claro) este proceso dura idealmente una semana o un mínimo de 3 días.

 

Se puede consultar un post de nuestro blog donde explicamos detenidamente el proyecto y también un video que compila en menos de 4 minutos nuestro paso por 4 países, 8 colegios y 25 clases. Este proyecto también alberga entrevistas a profesionales del mundo del títere y el circo que contactamos en el camino, donde comparten, además de su experiencia en el sector, una valiosa mirada al títere y el circo en la educación. Hasta la fecha hemos entrevistado a 18 titiriteros y 2 artistas de circo y teatro y estamos trabajando en la edición de las mismas.

Pero nuestro mayor objetivo, más allá de la publicación final o tesis, es compartir este método del que tan convencidos estamos y sembrar una semilla de la que nazca en alguna parte del mundo esta innovadora enseñanza. Nos daremos totalmente por satisfechos si somos capaces de influir positivamente en la vida de un niño o un maestro que se apasione por aprender este arte y hacer que el títere y el circo tengan mayor presencia en la Educación.

¿Cuál ha sido el proceso en vuestra vida que os ha llevado a trabajar viajando y convertiros en nómadas digitales?

Pues la verdad es que cuando nos conocimos hace ya más de 7 años, compartíamos un mismo sueño de viajar por el mundo con un espectáculo. Digamos que como individuos y como pareja soñábamos con ese Plan A de vivir viajando con lo que más nos apasionaba. También éramos conscientes de la necesidad de un Plan B para llegar a fin de mes, así que completamos nuestra formación artística combinándola con la educación (Ana) y Sergio con la geriatría. Ojo, que quede claro que nuestro plan B lo elegimos, nos realizaba y teníamos una estabilidad asegurada.

Pero fue pasando el tiempo y el Plan B ganó terreno a ese Plan A que apuntaba cada vez más a ser una utopía. Nuestro tiempo y energía para seguir investigando o para ensayos y festivales era cada vez menor pues el horario de nuestros trabajos absorbían demasiado. Ya conocíamos el Plan B y funcionaba, pero ¿y el Plan A?, no queríamos que se quedara en el baúl de los sueños.

Así que, tomamos como punto de partida nuestro Plan A y lo fusionamos con la investigación de fin de carrera de Ana sobre los títeres en la enseñanza del inglés y nuestra experiencia tras 4 años de Plan B.

Así que “disueñamos” nuestro futuro (como nos gusta decir a nosotros) y comenzamos a enviar nuestro proyecto de investigación educativa a algunos colegios, basándonos en una ruta de 10 países diferentes de todos los continentes. De nuestro repertorio, elegimos un micro espectáculo de 15 minutos con el que viajar a las escuelas, usar de intercambio y poder asistir a festivales de calle. Y gracias a nuestros generosos amigos informáticos y nuestra inversión en formación, diseñamos una web profesional. A día de hoy, tras tan sólo 9 meses de “traviaje” creemos poder definirnos más bien como nómadas, con una combinación de educación, títeres, circo y cursos de formación online.

¿Creéis que la diversión es el eje donde debe apoyarse la educación?

Más que diversión, diríamos que la motivación es uno de los ejes fundamentales donde debe apoyarse la educación. Por supuesto la diversión es un elemento clave para que cualquier alumno esté motivado hacia el aprendizaje a través de aquello que le divierte. Creemos que el poder de comunicación especialmente del títere trasciende a otro nivel para ser voz en su propio idioma o en otro de aquéllos que no pueden o no se atreven a sacarla de otra manera.

La educación debe apoyarse también, entre otras cosas, en la docencia. Cuanto más atractiva sea la forma de comunicación más interesados estarán en aprender los alumnos. Los docentes son una continua referencia para el alumno y con el títere en clase se establece un canal que permite al docente relacionarse y comunicarse con sus alumnos desde otro nivel. Y así estamos comprobando el poder de este elemento motivador y divertido, capaz de hacer creer lo increíble que supone una vía de comunicación excepcional para el manipulador y el interlocutor en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿Cómo os han recibido en los diferentes países en los que habéis enseñado vuestros títeres? ¿Es universal la reacción del público o hay diferencias?

Comenzamos nuestro viaje en Finlandia y hasta la fecha hemos estado en Indonesia, Australia y Nueva Zelanda. En todos y cada uno de los lugares hemos recibido una respuesta y bienvenidas alucinantes. Claro que hay diferencias en la manera de expresión y reacción del público hacia algunos títeres, sobre todo en los adultos. Sin embargo, lo que resulta universal es la reacción de cualquier niño o niña al títere sin importar su procedencia, edad o necesidad específica. Hemos vivido situaciones inolvidables en mercados, festivales, colegios, poblados, islas, con niños, niñas, alumnos con autismo y ancianos con alzheimer que no sabían que habían comido pero recordaban al día siguiente con una sonrisa nuestro espectáculo. Así mismo, adultos emocionados han venido a felicitarnos con lágrimas en los ojos porque habían conectado precisamente con ese niño interno, o porque simplemente se habían dejado seducir por la magia de lo imposible.

Ahora mismo estáis viajando por Nueva Zelanda. ¿Cuánto tiempo os quedáis? ¿Cómo definiríais el país en una frase?

Estamos yéndonos en realidad después de 3 meses, volamos a Melbourne para una conferencia y otro tiempo en Australia. Sin embargo, volvemos a Nueva Zelanda a finales de Agosto 2018 antes de volar a Sudamérica. Estaremos dos meses más en la Isla Sur, aunque sabemos que nos será difícil dejar este país que tanto ha conquistado nuestros sentidos.

Nueva Zelanda en una frase…¡qué difícil!. Para nosotros Nueva Zelanda ha sido “el país de las oportunidades y naturaleza en estado puro”.

¿Qué es lo que más destacaríais de un país como Nueva Zelanda?

Su hospitalidad infinita, su facilidad y bienvenida en los colegios y propuestas artísticas, su apertura a lo que viene de fuera, su respeto y tolerancia por otras culturas y por supuesto sus paisajes imposibles y tan diferentes y cercanos unos de otros. Rutas con caminos tan bien cuidados, facilidades para el turista y montañero, su calidad de vida… en fin, la lista es interminable. Lo sentimos, somos incapaces de destacar sólo una cosa… 😉

¿Habéis tenido contacto con la cultura maorí? ¿Qué es lo que más os ha llamado la atención de ella?

En Rotorua, una de las localidades con mayor población maorí en Nueva Zelanda, tuvimos la gran suerte de asistir durante toda una semana y jornada escolar al colegio maorí Te Kura o Te Koutu. No sólo pudimos desarrollar nuestra investigación con todas las facilidades y ayudas posibles de todo el equipo docente y directivo, sino que nos acogieron en casas de profesores diferentes de la escuela durante nuestros 7 días allí. La escuela Te Koutu nos mostró su centro, lo que enseñan y aprenden, lo que son y lo que han sido, compartiendo su pasión por su cultura y haciéndonos sentir parte de su familia.

En el colegio sólo se habla maorí y español que imparten como lengua extranjera desde hace años. El inglés se evita continuamente, ya que se considera que fuera del colegio se relacionan en inglés. Entrar al colegio Te Koutu es como entrar en otro mundo. No sólo a nivel paisajístico pues está situado entre montañas, con el gran Marae presidiendo y albergando las asambleas, canciones y danzas diarias, si no que hasta los juegos de patio son juegos tradicionales maorís.

En cuanto a lo que más nos ha llamado la atención destacamos su estrecha relación con la naturaleza y entorno, su afecto, contacto, cariño y también sus increíbles habilidades de expresión corporal y artística. Dimos unos talleres de malabares en los recreos y era increíble lo rápido que aprendían todo, con una coordinación óculo-manual alucinante.

Después de una semana en completo horario de colegio en la escuela y viviendo con familias maorí, nos costó tanto despedirnos como cuando de pequeños se acababa el campamento de verano. El último día, tras terminar nuestro show, nos ofrecieron su haka de despedida, tan poderosa, tan única, tan especial que se nos llenaron los ojos de lágrimas de felicidad y agradecimiento. Nunca olvidaremos a todo el colegio, maestros y alumnos de todas las edades dándonos ese regalo y esa bienvenida para siempre a su familia.

Aquí compartimos un video que nos lanzamos a editar tras nuestro paso por la escuela.

 

Todos los estudios dicen que Nueva Zelanda es uno de los países más seguros del mundo. ¿Es eso cierto?

Totalmente cierto. Veníamos con el chip de ciudad y en seguida nos calmamos. Al principio no podíamos creer cuando veíamos que dejaban coches abiertos incluso con las llaves dentro. En más de una ocasión, alojados en casas de locales o en su entrada, dejaban las casas abiertas por la noche. Sólo en Auckland nos dio la sensación en algunas zonas de tener que ir con más cuidado, pero imaginamos que sería el shock de volver a una ciudad grande. En Nueva Zelanda se respira tranquilidad y buen rollo. 😉

¿Cómo os imaginabais Nueva Zelanda antes de llegar? ¿Se diferencia mucho de vuestra primera impresión?

Nueva Zelanda supera nuestras expectativas en todos los sentidos. Cuando piensas en los paisajes alucinantes de Nueva Zelanda sin conocerlos más que por el Señor de los Anillos tienes las expectativas altas, pero en esta ocasión la realidad supera la ficción. No imaginábamos la cantidad de oportunidades que existen, de hecho es el primer lugar en 9 meses de viaje donde nos hemos planteado que podríamos vivir en algún momento que queramos asentarnos.

Una última pregunta. ¿Sois felices con vuestra vida?

¡Sí, lo somos! Tanto, que hemos decidido seguir con esta revolución nómada titiritero-circense-educativa como ciudadanos del mundo. Gastamos menos que en Madrid, viajamos despacio, absorbiendo experiencias, conociendo gente y culturas locales más que coleccionando lugares. Por fin, todos los miedos, inseguridades, inquietudes sobre el futuro, van desapareciendo y dejando lugar a una inmensa sonrisa de felicidad cada mañana. Sentimos como nunca antes que estamos donde tenemos que estar viviendo nuestro sueño, que ya es nuestra realidad.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE