Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Ngaroto Lake – Pequeño track para disfrutar

/
/
/
145 Views

Saliendo de Auckland, en dirección a las Waitomo Caves (de las cuales hablaré más adelante), podemos hacer una parada en un lugar que no aparece en las guías. Claro que, lo normal es venir con poco tiempo a Nueva Zelanda y es por eso que únicamente iremos si tenemos espacio para la calma. Os hablo del Ngaroto lake. Aquí podremos hacer recorridos de 40 minutos, 1 hora y media o 2 horas y media si terminamos todo el paseo.

Contrariamente a lo que aparenta el camino, el track bordea el lago pero sin la posibilidad de verlo. Iremos ocultos entre árboles de fino tronco que se abrazan en sus ramas más altas dando sombra y resguardo a los caminantes. Así será la primera parte del paseo hasta que una vez salido al exterior, prados verdes con ovejas pastando con tranquilidad, cambie el entorno. Pequeños helechos se cobijaban en la oscuridad. En esta segunda mitad pasan a cobrar protagonismo hasta crecer  y doblar en altura a una persona de estatura media. También tendremos la oportunidad de ver Manuka (planta típica de Nueva Zelanda con la que se hace miel con sus flores y productos artesanales con su fina madera). En definitiva, este track servirá como toma de contacto con la naturaleza después de un largo viaje y haber transitado las concurridas calles de Auckland.

El Ngaroto Lake se rodea a través de un pasadizo de vegetación

Lo primero que me dijo mi visita al llegar fue que había soñado el momento en el que cruzara el umbral cibernético y se pudiera convertir en un personaje más del blog. Quizás con el paso de las estaciones me haga a la idea lo que dejo detrás. El tiempo invertido en descubrir todos sus recovecos y volver a disfrutar con mis historias, pues al fin y al cabo esto no deja de ser un diario con la privacidad alterada para lectores curiosos.

Aquí estás, con el objetivo apuntando tu serenidad dentro las apabullantes azules aguas del lago Ngaroto. Esto era sólo el principio, ¿te esperabas ver lo que tus ojos han contemplado después?

Pasarela lago Ngaroto, Nueva Zelanda

En Cómo ser un kiwi | Rumbo a la isla Norte a través de Marlborough Sounds

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

2 Comentarios

  1. Aún se me ponen los pelos de punta cuando veo las fotos que capturamos estando ahí.
    Recordar el calorcete que tanto se agradece cuando el sol te da en la cara, frente a un inmenso lago azul, con un silencio profundo, y con taitantos días por delante para disfrutar de ese paraiso, y poder vivir en primera persona todo lo que nos cuentas desde hace ya varios meses es ….im-presionante.
    Son de ese tipo de sensaciones que no encuentras palabras, tan sólo un cosquilleo en el estómago y muchas, muchísimas, ganas de abrir los ojos de par en par, dejarte sentir las sensaciones que te produce lo que se graba en tu retina y deleitarte con las explicaciones de un experto ya en este pais de kiwis.

    Y no, por mucho que alargues tu mano a través de este blog para que sigamos tu pista mediante fotos, como todo en esta vida, no es lo mismo que pisar con tus propies pies esa tierra.

    Simplemente increible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE