Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Wainui Falls – Track en Golden Bay

/
/
/
150 Views

Saliendo desde Pohara dirección Wainui Bay (siguiente la costa hacia el este) existe un pequeño track que a mi parecer merece mucho la pena. Para esos días que no se quiere andar mucho. Para aquellas personas que andar más de dos horas se les haga cuesta arriba.

El camino no tiene grandes subidas ni bajadas

Es un recorrido de 40 minutos desde el parking hasta una cascada. En total, ida y vuelta, menos de hora y media. No hay pendientes y la mayoría del camino es un sendero plano casi en su totalidad salvo algún pequeño repecho.

Los helechos siempre estarán presentes en el track

Nos adentramos hacia el interior de Abel Tasman National Park a través de gran vegetación siempre con la compañía de la cola de la cascada con su característico sonido. El track no es muy transitado porque para andar la gente va al Abel Tasman track y para ocio existen las eternas playas. Da igual, estamos nosotros para descubrir las pequeñas grandes sorpresas.

Podríamos decir que Wainui falls es apto para todos los públicos salvo para los que sufran vértigos. Sobre la mitad deberemos cruzar un puente con espacio para una única persona sostenido por 6 (in)estables cables para movernos al otro lado del río. No es que haya una gran altura pero se aprecia el balanceo de la pasarela a nuestro paso. Si se quiere ir con niños pequeños es el único punto peligroso aunque estoy seguro que no es peligroso si lo tomamos con cautela.

Si vamos despacio y con buena letra llegaremos a la otra orilla sin problemas

No hay por qué temer, el puente es firme

Al terminar el track nos encontramos con el vómito constante de la colina, ahogándose en el intento de gritar a los cuatro vientos su auxilio. Antes de continuar su triste exilio hacia las fauces del depedrador, acaparador de todas las miradas de los viajeros, un estanque de recuerdos amortiguará la caída.

Tu pena seguirá ensordeciendo el entorno pero no estás sola. Las rocas velan por ti con antorchas que emanan luz de gratitud por tu interminable amistad.

Tu final no es más que el inicio de la eternidad. La pregunta es, ¿estás preparada?

Las cascadas de Wainui Falls no son muy grandes

En Cómo ser un kiwi | Isla Sur de Nueva Zelanda

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE