Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Track Abel Tasman desde Marahau

/
/
/
24 Views

No te pierdas: Track Abel Tasman desde Wainui Bay

Si se quiere aprovechar bien el día hay que madrugrar

Os dejé en el ocaso del día y os saludo con un nuevo amanecer. A estas alturas del calendario en Nueva Zelanda oscurece algo antes de las 18:00 y si se quieren aprovechar todas las horas de luz hay que empezar a moverse a eso de las 07:30. Si la primera incursión en Abel Tasman National Park se produjo desde el norte, en esta ocasión había que ceder el relevo al sur del parque nacional.

Antes de nada os quería hablar de un servicio de taxis llamados Aqua taxis. Gracias a ellos las personas que simplemente se quieran acercar a una playa exótica lo pueden hacer por el precio de unos $NZ65 (ida y vuelta).

Para el resto, quienes quieran explorar sus playas, senderos, flora y fauna, será perfecto para poder ver más cosas. En el I-site habrá panfletos con los horarios y teléfono, dato importante dado que hay que reservar el ticket con antelación. El precio de ida más asequible, $NZ37. De esta forma será más fácil planificarnos: si queremos madrugar y coger a media tarde el taxi o por el contrario coger el bote sobre las 10:00 y tener el resto del día para andar.

Ver el paisaje de Abel Tasman en Nueva Zelanda te deja sin palabras

Hablando de mi propia experiencia, os diré que si reservamos un taxi a la tarde estamos limitados por el tiempo y hay que llegar sí o sí al punto de partida. Con esto os digo que no hay tiempo para pararnos mucho tiempo y es imposible separarnos del camino en cada una de las playas. De la otra forma el sol será quien nos limite pero al fin y al cabo no nos quedaremos en medio del track sin posibilidad de vuelta. Yo empecé en Marahau sobre las 7:30 y la recogida era en Bark Bay a las 15:15 (mejor que la puntualidad inglesa, llegaron 5 minutos antes).

Sinceramente me gustó más la parte de Wainui Bay, quizás por ser la novedad o porque también el camino pasaba por las playas sin tener que separarte del recorrido principal. Además, la parte de Marahau apenas tiene subidas. Para algúnos será una bendición pero daros cuenta que si no se sube es imposible tener buenas panorámicas. Con esto no estoy diciendo que no merezca la pena esta parte, simplemente que probablemente se necesite más tiempo para disfrutar al 100%.

En Abel Tasman hay que dar algún rodeo que otro debido a las mareas

Si os fijáis en el mapa del track dentro del artículo de Wainui Bay, a la altura de Torrent Bay existen dos caminos: uno separado por rayas y puntos y el otro únicamente por puntos. Este segundo caso es porque se puede cruzar cuando la marea es baja. En mi caso los horarios para poder pasar por ahí eran de madrugada o a las 16:15 de la tarde así que tocó rodear ese punto. Eso implica una hora más pero tiene la opción de acercarnos a Cleopatra´s pool, una piscina natural formada por el río cuyas aguas son cristalinas (y gélidas también, para qué mentiros). De acuerdo, el baño no será con leche de burra y ni tan siquiera con la mismísima Cleopatra pero en esta vida no hay que ser tan avaricioso.

El agua en Abel Tasman National Park es cristalina

Torrent Bay es sin duda espectacular y algunos privilegiados pueden presumir de tener su vivienda ahí. Claro que viendo sus casas está claro que ese nivel adquisitivo no está al alcance de todo el mundo. Nosotros nos conformaremos con cruzar su (única) calle principal imaginando cómo sería pasar ahí un fin de semana entero.

En Abel Tasman National Park dan ganas de pararse en cada rincón

El final de mi trayecto fue Bark Bay, otra de esas playas larguísimas que dan ganas de presionar ctrl + c para después continuar con un ctrl + v en nuestro lugar de residencia habitual. De sus aguas no emergerá Ursulla Wells ni tan poco veremos al guaperas de turno luchar contra el Dr. No. Aún así, nadie nos podrá privar de esos momentos. Nosotros y la inmensidad del océano.

La cala que precede a Bark Bay se llama Medlands Beach. Para que sepáis, la acampada aquí está permitida (reservando con antelación y por un máximo de 2 noches). Hay horas del día que experimentas la sensación de un naufrago. Totalmente aislado del mundo. Sin pensamientos que interfieran la señal. Sin ser escogidos por Jacob en algún momento de nuestra línea del tiempo.

¡Es el momento de saltaaaar!

¡Es el momento de gritaaaar!

En el track de Abel Tasman da tiempo para muchas cosas

En Cómo ser un kiwi | Isla Sur de Nueva Zelanda

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

2 Comentarios

  1. Hola, te vengo leyendo hace un tiempo y me parecen muy interesantes tus publicaciones y ya pronto estaré yendo por allá (espero). Tengo una duda, el ingreso al parque Abel Tasman tiene algún costo? es decir el ticket de ingreso o entrada, no me refiero al transporte ni extras. Espero tu respuesta y gracias por toda la información.

  2. Hola Guillermo, gracias por tu comentario y por seguir mis escritos.

    Decirte que en Nueva Zelanda no se cobra por entrar a ningún parque nacional, en el que también se incluye el de Abel Tasman. Cobran, en todo caso, si se quiere pernoctar en alguno de ellos (ya sea por el derecho a montar una tienda de campaña o por dormir en un albergue).

    Así que podéis ir tranquilos por cualquier parte, ya que sois libres de entrar y salir por donde queráis.

    ¡Pasadlo muy bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




CLOSE
CLOSE