Suscríbete a través del correo

Suscríbete al newsletter y recibirás en tu correo todos los artículos, novedades y servicios del blog.

Mi viaje por Nueva Zelanda

Viajar a Nueva Zelanda

Mi viaje a Nueva Zelanda comienza en marzo del 2010 con una proposición irrechazable por parte de un amigo, irme a la otra parte del mundo, a un país tan desconocido para mí que incluso me cuesta ubicarlo en el mapa. Nunca me había planteado viajar tan lejos aunque, bien pensado, tres cuartas partes de las acciones que realizamos a lo largo de nuestra vida son ajenas a nuestras primeras intenciones.

La primera intención era zarpar para 3-4 semanas, visitar a un hermano que nunca tuve que no sé si lo volvería a ver en años, y volver por donde había venido. La vida, sin embargo, te depara infinidad de sorpresas, y cuando un lugar, como fue mi caso, te recibe con los brazos abiertos, es porque tiene mucho para ofrecer.

Hay ocasiones en las que hay que saber dejarse llevar, dejar que el corazón hable y los sentimientos le ganen la partida al raciocinio. Es por esta razón por la que mi cuerpo acabó 6 meses en Nueva Zelanda. Es por esta razón por la que mi alma seguirá latiendo en Aotearoa por toda la eternidad.

 

Nueva Zelanda no es un país, es un estado de ánimo.

El péndulo de hielo

Experiencias de un camino

Sidney

Despidiendo a Sídney tras haber viajado durante 3 meses por la isla Sur:

  • Dejamos a Sídney atrás

Sígueme en Instagram

Join to Instagram
CLOSE
CLOSE