Puede que las casualidades existan, que convivamos con alguien que vele por nosotros ahí arriba o a nuestro lado...